top of page

Levítico 23: El Sonido de la Restauración

Actualizado: 27 ago 2022

Clama a voz en cuello, no te detengas; alza tu voz como trompeta, declara a mi pueblo su transgresión y a la casa de Jacob sus pecados.

Isaías 58:1 LBLA


En el capítulo 6 del libro de Josué, cuando el Señor le ordenó a los israelitas que marcharan alrededor de las murallas de Jericó para conquistarla, siete sacerdotes debían ir delante del arca del pacto tocando siete trompetas hechas de cuernos de carnero. La historia cuenta que durante los primeros seis días de jornada, el pueblo marchó ordenadamente y en silencio alrededor de la ciudad, mientras los sacerdotes hacían sonar sus cuernos, una vuelta cada día, y regresaron al campamento, pero al séptimo día algo inusual sucedió.


Dios le había indicado a Josué que ese día debían completarse siete vueltas en lugar de una, porque a la séptima vuelta los sacerdotes darían la señal con sus trompetas y Dios les entregaría la victoria sin mayor esfuerzo: Cuando oigas a los sacerdotes dar un toque prolongado con los cuernos de carnero, haz que todo el pueblo grite lo más fuerte que pueda. Entonces los muros de la ciudad se derrumbarán... (Josué 6:5 NTV). Así que cuando Josué escuchó la señal del toque prolongado de los sacerdotes, exclamó: «¡Griten, porque el Señor les ha entregado la ciudad! (v. 16). Entonces la gente del pueblo obedeció y gritó con todas sus fuerzas, produciendo un estruendo tal que los intimidantes muros de Jericó comenzaron a derrumbarse delante de sus ojos!


El registro bíblico de la conquista de Jericó nos recuerda que hay un sonido triunfante, un grito de guerra, una explosión de júbilo, un canto de victoria para el pueblo de Dios. El término que encontramos en la Escritura para este sonido de voces humanas retumbando en el aire a la par de los instrumentos de viento, es el mismo al que hace referencia el libro de Levítico 23:24 JBS, donde leemos que el Señor le ordenó a Moisés: Habla a los hijos de Israel, y diles: En el mes séptimo, al primero del mes tendréis reposo, una alarma para hacer recordar, y una santa convocación.


En nuestro último estudio bíblico introdujimos el tema de la quinta fiesta sagrada del Eterno, Trompetas ó Yom Teruah, por su nombre hebreo. Dijimos que una mejor traducción del original sería el Día de la Explosión ó el Estruendo que Despierta, y es que a lo largo del AT esta palabra no se limita sólamente al toque del shofar o de una trompeta convencional, sino que se usa para describir el alboroto causado por una multitud de voces humanas.


Uno de los pasajes que en mi opinión logra transmitir claramente la esencia del término teruah, se encuentra en Esdras 3:10-13 LBLA:


Cuando los albañiles terminaron de echar los cimientos del templo del Señor, se presentaron los sacerdotes en sus vestiduras, con trompetas, y los levitas, hijos de Asaf, con címbalos, para alabar al Señor conforme a las instrucciones del rey David de Israel. Y cantaban, alabando y dando gracias al Señor: Porque Él es bueno, porque para siempre es su misericordia sobre Israel.


Y todo el pueblo aclamaba a gran voz alabando al Señor porque se habían echado los cimientos de la casa del Señor. Pero muchos de los sacerdotes y levitas y jefes de casas paternas, los ancianos que habían visto el primer templo, cuando se echaban los cimientos de este templo delante de sus ojos, lloraban en alta voz mientras muchos daban gritos de alegría; y el pueblo no podía distinguir entre el clamor de los gritos de alegría y el clamor del llanto del pueblo, porque el pueblo gritaba en voz alta, y se oía el clamor desde lejos.


Me encanta cómo este último fragmento logra transmitir la carga emocional del momento! La multitud lloraba y gritaba frenéticamente, y sus voces se escuchaban a gran distancia! ¿Te imaginas un alboroto así? Es a este sonido que la Escritura llama teruah! y francamente creo que pudiera ser parte de la clave o el patrón que nos permita identificar e interpretar proféticamente el siguiente gran acontecimiento en la historia mundial. Es decir, de la misma forma que la Fiesta de las Trompetas inaugura el mes más sagrado del año, el mes séptimo del calendario religioso, y con él la llegada de las últimas dos grandes festividades: Expiación y Tabernáculos; también creemos que el cumplimiento profético de Yom Teruah puede ser el evento que marque el comienzo del fin.

Ya hemos dicho que Yom Teruah se considera un día para reaccionar espiritualmente al sonido del shofar, cuyo toque redoblante tipifica el despertar del alma. En la tradición rabínica, el primero del mes séptimo se abre un ciclo de 10 días de introspección y arrepentimiento que culminan con el Gran Día de la Expiación, que es Yom Kippur.


¿Recuerdas qué se celebra en Yom Kippur? Si eres estudioso de la Escritura o si has escuchado nuestro podcast en el pasado, seguramente recordarás que el Gran Día de la Expiación se considera el evento más importante del año judío. Era durante esta fecha sagrada que el destino de Israel quedaba sellado por otro año completo, después de que el Sumo Sacerdote entrara al Lugar Santísimo para hacer expiación por los pecados de todo el pueblo, tanto individuales como a nivel de la comunidad.


Religiosos judíos creen que es en Yom Teruah (diez días antes de Expiación) cuando el nombre de los justos se escribe en el Libro de la Vida y el nombre de los malvados en el Libro de la Muerte; sin embargo, para los que no entran fácilmente en ninguna de estas dos categorías, Dios otorga 10 días adicionales entre Trompetas y Expiación en los que cada uno puede rectificar su camino mediante la oración, el arrepentimiento y la caridad, antes de que su suerte para el próximo año quede finalmente sellada en uno de los dos libros.


Claro que no tenemos evidencia dentro del texto mismo de la Biblia para afirmar que Dios sella el destino de cada persona de año en año, pero sabemos que el contexto cultural de la Escritura puede ayudarnos a interpretarla correctamente, por lo que vale la pena preguntarnos: ¿Pudiera ser que el Señor haya preparado un Yom Teruah escatológico que sirva para despertar a su pueblo Israel, y llamarlo al arrepentimiento antes de que llegue el Gran Día del Juicio? Es cierto que muchos judíos han llegado al conocimiento del verdadero Mesías en los últimos años, pero la verdad es que la mayoría de ellos aún se encuentra atrapada en toda clase de prejuicios y dolor del pasado que no les permite siquiera considerar esa posibilidad.


Confío en el Señor que usted no será uno de esos cristianos que piensan y enseñan que el pueblo de Israel ha sido desechado totalmente y ya no forma parte del plan de salvación, porque ahora todo se trata de la Iglesia! La Escritura es muy clara cuando afirma que somos nosotros quienes hemos sido injertados en el Buen Olivo (Romanos 11); hemos sido adoptados en la familia de Dios y hechos partícipes de todas las promesas de Dios a Abraham, a través de nuestra identificación con Cristo. La verdad es que resulta imprescindible que comprendamos esto, si es que queremos mantener un enfoque correcto en este último tiempo. Y es que el Apóstol Pablo escribe a los creyentes en Roma explicándoles algo que él mismo llama 'un misterio': que la salvación del mundo está íntimamente ligada a la plena restauración de Israel al final de los tiempos! Sólo permítame citar unos pocos versos del capítulo 11 de la epístola a los Romanos:


Romanos 11:25-27 RVC

Hermanos, no quiero que ignoren este misterio, para que no se vuelvan arrogantes. Parte de Israel se ha endurecido, y esto será así hasta que se haya incorporado la totalidad de los no judíos; y después de eso todo Israel será salvo. Como está escrito:


«El Libertador vendrá de Sión, y apartará de Jacob la impiedad. Y éste será mi pacto con ellos, cuando yo quite sus pecados.»


Es muy interesante que Pablo hable del endurecimiento temporal de Israel como una ventana de oportunidad que Dios le ha otorgado a las naciones para entrar en una relación de pacto con El. Cuando la plenitud de los gentiles se haya incorporado al pueblo de Dios, entonces el reloj profético de Dios marcará el momento de cambiar de estrategia, y algo sucederá como para lograr que todo Israel sea salvo en un momento! No estoy segura de que usted esté captando la profundidad de estas declaraciones de Pablo, pero creo que él estaba haciendo eco de las palabras del propio Jesús, y de su entendimiento de los libros proféticos del AT.


Recordemos que Jesús dijo: Y este evangelio del reino será predicado en todo el mundo para testimonio a todas las naciones, y entonces vendrá el fin (Mateo 24:14 RVC). La señal más segura, indiscutible, de que la segunda venida de Cristo está cerca es precisamente el gran alcance que está teniendo el Evangelio en la era de las comunicaciones, la internet y las redes sociales. En realidad, cada instante que esta ventana de oportunidad divina se sigue alargando, es un testimonio más del amor y la longanimidad de Dios en su deseo de reconciliar al mundo consigo mismo; pero también deberíamos pensar que el día llegará cuando Su enfoque volverá a situarse alrededor de la Tierra Santa, simplemente porque allí se concentra el flujo de los eventos finales. Y ¿Qué representará para nosotros la plena restauración de Israel, como dice la Escritura? Una vez más citemos al Apóstol Pablo en Romanos 11:


Romanos 11:11-12 y 15 NTV

¿Acaso el pueblo de Dios tropezó y cayó sin posibilidad de recuperarse? ¡De ninguna manera! El pueblo fue desobediente, por eso Dios puso la salvación al alcance de los gentiles. Sin embargo, él quería que su propio pueblo sintiera celos y la reclamara para sí.

Ahora bien, si los gentiles fueron enriquecidos porque los israelitas rechazaron la oferta de salvación de Dios, imagínense cuánto más grande será la bendición para el mundo cuando ellos por fin la acepten.

Pues, si el rechazo de ellos hizo que Dios ofreciera la salvación al resto del mundo, la aceptación de ellos será algo aún más maravilloso. ¡Será vida para los que estaban muertos!


¿Entiende lo que acabamos de leer? Su restauración será maravillosa, será bendición para las naciones y vida de entre los muertos! Aquí es donde no podemos evitar preguntarnos si este será literalmente el momento en que tendrá lugar la primera resurrección... y ¿Qué exactamente hablaron los profetas del AT sobre la futura restauración de Israel? ¿Será un evento al más puro estilo de Josué 6 y Esdras capítulo 3? ¿Tendrá lugar alrededor de la Fiesta de las Trompetas?


Permítame unos días más para seguir escudriñando las Escrituras y organizando ideas alrededor de las muchas imágenes proféticas que encontramos en Yom Teruah; mientras tanto me gustaría que me dejara sus comentarios, sus preguntas, o cualquier conocimiento que quiera aportar a este tema. Como siempre, agradezco a Dios la oportunidad de compartir con usted el mensaje más importante de la historia: las buenas noticias de salvación y el testimonio de Jesucristo, que es el espíritu de la profecía.


Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page